TERRARIOS Y OBJETOS

 

TERRARIO

Un terrario es un recipiente en el que se reproducen fielmente las condiciones ambientales necesarias para distintos seres de vida total o parcialmente terrestre.1 Los terrarios no tienen un tamaño determinado y pueden estar hechos de muy diversos materiales( pet reciclado, macetas,etc.), no sólo cristal: son comunes los terrarios de madera, los de malla . El único requisito para que un terrario sea considerado como tal es que al menos una de sus caras sea transparente para facilitar la visión del interior. En el ámbito botánico, la palabra terrario suele referirse a pequeños invernaderos con los que se recrean las condiciones de un ambiente tropical, es decir humedad alta, temperatura alta y constante. Esto posibilita que se puedan cultivar plantas tropicales y subtropicales.

 

 

RECICLAJE

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia para su posterior utilización. Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos. El reciclaje es un componente clave en la reducción de desechos contemporáneos y es el tercer componente de las 3R (“Reducir, Reutilizar, Reciclar”). La visión depende de la situación presente, de las posibilidades materiales presentes y futuras tal y como las perciba la organización, de los eventos inesperados que puedan ocurrir y de la propia misión que ya se haya plateado.

 

 

SUCULENTA

Las plantas suculentas o crasas (del latín suculentus, 'muy jugoso') son aquellas en las que algún órgano o parte se ha modificado en una nueva especialización que permite el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores que en el resto de las plantas. "Son partes con gran proporción de tejido parenquimático que puede almacenar grandes cantidades de agua."1 Esta adaptación les permite mantener reservas de agua durante períodos prolongados y sobrevivir en entornos áridos y secos que otras plantas encuentran inhabitables. El ejemplo más típico de suculencia es el de los cactus del Nuevo Mundo, pero existen otras familias vegetales que presentan el mismo fenómeno; las euforbiáceas de África poseen una adaptación muy similar y son comúnmente confundidas con cactáceas. Más discutible es si se puede llamar "suculentas" a las partes almacenadoras de agua de plantas de ambientes xéricos que no poseen esa textura, como Cucurbita foetidissima que posee raíz reservante que almacena un 80% de agua. Las suculentas no están genéticamente relacionadas entre sí, sino que han desarrollado independientemente rasgos similares en un proceso de evolución convergente.